Apodos para niños gordos: Extensa lista de apodos creativos

Los niños pueden ser crueles sobre todo a la hora de poner apodos, sin embargo un sobrenombre puede también ser algo bueno sobre todo si se dice con mucho cariño o respeto. En este artículo encontrarás varios apodos para niños gordos que no son muy hirientes ni crueles sino creativos.

Lista de apodos para niños gordos

Pastelito: Porque le gusta mucho comer pasteles.

Mi Gordis: Porque está gordito y aun así lo quieres mucho.

Príncipe Gordito: Porque es muy bonito.

Capitán hamburguesa: Porque se come muchas hamburguesas.

Bolita de carne: Porque está muy pasadito de peso.

Peluchito: Porque es un gordito muy tierno.

Dulce de leche: Porque siempre te hable con dulzura.

Mi gordito hermoso: Porque tiene los rollitos y la carita muy bonita.

Llanta de auxilio: Por los rollitos que tiene en la pancita.

Comelon: Se come de todo.

Pachoncito: Por su pancita, panzoncito.

Cachetón: Por sus cachetitos bien gorditos y graciosos.

Cinturita de abejorro: Porque es un niño gordo como abejorro.

Suerte: Siempre tiene algo para comer, e invita.

Apodos para ninos gordos

Pescadito enfermo: Porque tiene la barriguita inflada.

Ñoño: Porque se parece al hijo del señor Barriga.

Traga todo: Come de todo, sin excepción.

Gordis: Porque esta muy gordito, gordis con cariño.

Chico terremoto: Porque cuando camina hace temblar la tierra.

Botija: Porque se parece al gordito del chavo del ocho.

Nacho libre: Como el gordito de la película.

Bola de pollo: Come mucho pollo por eso está muy gordito.

Conan: Porque siempre está con conan… con hambre.

(No confundir con el apodo “Conan” para flacos que significa conanemia)

Goloso: Porque come como un oso.

Apodos para gordas

Barril sin fondo: Porque come y no se llena nunca.

Saco sin fondo: Come y come no se llena.

Dragón: Su ración de alimentos es como para un dragón.

Pelotita: Porque él al saltar, pareciera que está rebotando.

Panzaquito: Porque tiene la pancita gorda y él es muy chiquito.

Adobito: Porque parece un adobe ya está muy cuadrado.

Nino gordo

Rellenito: Porque está muy gordito, y sus cachetes están inflados.

Embudo: Porque es gordito de arriba y flaquito de piernas.

Emparedado: Porque siempre se lleva jamón y queso.

Saco de arena: Para correr es muy pesado, esta muy  gordito.

Gordinflón: Hasta el nombre lo explica, está muy pasado de peso.

Reflexión

Las personas gordas y obesas merecen mucho respeto porque se enfrentan día a día a muchos problemas debido al volumen de su cuerpo. Poner apodos a niños gordos es una práctica muy cruel porque justamente es en la niñez donde se empieza a formar su personalidad y nadie desarrollará una personalidad saludable si es sometido a apodos hirientes y bromas crueles debido a su apariencia y estado de salud. Tanto los profesores como los alumnos deben abstenerse de burlarse de los niños gordos y enfocarse en valorar sus talentos y tratar de crear una amistad sincera con ellos.

¿Qué siente una niña gordita cuando le insultan?

Cuando una niña recibe un insulto es muy probable que esto haya afectado a su estado de ánimo, a su autoestima y al amor que se tiene a sí misma, cuando un aniña es insultada por sus compañeros amigos, y hasta la familia , se siente menospreciada, humillada, ofendida, es por ello que se debe tener mucho cuidado al momento de poner algún apodo o sobrenombre, puede que más que gracia le cause ofensa.

Te puede interesar:  Apodos para un flaco y para una flaca: Sobrenombres atrevidos

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Solamente tienes que compartir este artículo en Facebook, Twitter o WhatsApp.

Muchísimas gracias por tu ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *