Historias breves para niños: Hermosos cuentos llenos de sabiduría

Hoy aquí después no sé…

Te presento historias breves para niños, donde podrás enseñarles tres valores importantes en su vida, la valentía, la bondad y la honestidad.

Claudio el valiente

Claudio era un gatito muy tímido que tenía miedo de la gente y ni siquiera se acercaba a jugar con sus hermanitos.

Claudio era pequeñito y de color blanco, todos sus hermanitos se burlaban de él porque era el más pequeñito.

Es realmente una linda historia breve para niños.

Un día un gato que parecía un tigre, entró a la casa donde vivía la familia de Claudio. Este gato tigre atacó a la madre de Claudio y la dejó inconsciente, luego todos sus hermanitos escaparon para proteger sus vidas, pero como Claudio quería mucho a su mamita gatita, se armó de coraje y les dijo a todos sus hermanitos que debían luchar contra el gato tigre para salvar la vida de su mamá, entonces 2 gatitos se fueron pero sus otros 4 hermanitos se comportaron muy valientemente y junto a Claudio, fueron a molestar y distraer al gato tigre hasta que su mamita despertara.

El gato tigre se distrajo mucho porque los gatitos estaban por todos lados, al final logró capturar a Claudio y cuando estaba a punto de lastimarlo, la mama de los gatitos despertó y con toda la fuerza del amor, derribó al gato tigre de un fuerte empujón y el gato tigre quedó inconsciente por varias horas.

Los gatitos lloraron y se acercaron a su mama gatita, alegres gritando que todo se pudo lograr gracias a Claudio el valiente.

Ponchi: El lorito bondadoso

Había una vez un lorito que vivía libremente en la ciudad, podía acceder a todo tipo de comidas y podía volar a cualquier lugar hasta que llegó a una casa donde vivía 2 loritos enjaulados y cuyo dueño era un hombre anciano que muchas veces se olvidaba darles algo de comer.

Te puede interesar:  Cuentos de niños de primaria: Hermosa aventura con final feliz

Los loritos vieron a Ponchi y sus corazones se regocijaron porque vieron que tenía un fruta entre sus patitas, y le imploraron que les invite un poquito de su comida, pero Ponchi se fue volando y se fue a comer su fruta a solas donde nadie le moleste. ¿Por qué les voy a dar mi comida? dijo. ¿Acaso ellos hicieron algo por mi?

Poesia de amor

Entonces una palomita le dijo… ¿No lo entiendes verdad? ¿Por que no te quedas un día entero sin comer nada?

Entonces Ponchi decidió hacerle caso a la palamita y se pasó las 24 horas siguientes sin comer nada, después de un día de ayuno ponchi se sintió muy mal, débil, cansado y con muchísima hambre, su corazón se abrió al amor y en ese momento corrió a alimentarse y a beber un poco de agüita. Cuando recobró fuerzas fue a buscar comida para dárselas a sus amiguitos enjaulados.

Desde ese momento Ponchi, decidió ser el lorito más bondadoso de la ciudad.

Espero que estas historias breves para niños sean de tu agrado y puedas compartirlas con tus hijos, sobrinos y nietos. Sé un buen amigo y comparte estas historietas con moraleja.

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Solamente tienes que compartir este artículo en Facebook, Twitter o WhatsApp.

Muchísimas gracias por tu ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *