Como controlar los pensamientos y mantener la mente activa

Pensamientos

Empecemos este capítulo con un poema de Lao Tzu:

“Cuida tus pensamientos, ellos se convierten en palabras.

Cuida tus palabras, ellas se convierten en acciones.

Cuida tus acciones, ellas se convierten en hábitos.

Cuida tus hábitos, ellos se convierten en carácter.

Cuida tu carácter, él se convierte en tu destino”.

Pensamientos y destino

Para tener una autoestima genuina e integral, es necesario vigilar nuestros pensamientos porque aquello en lo que pensamos hoy será en lo que nos convirtamos mañana.

De acuerdo a este poema de Lao Tzu, todos los seres humanos pueden cambiar su destino si cambian sus pensamientos.

Piensa que tu mente es como una huerta llena de tierra fértil, donde tú eliges los pensamientos que quieres sembrar ya sean buenos o malos. Si no siembras nada conscientemente entonces crecerá mucha maleza, pero es tu decisión sembrar semillas excelentes y arrancar la maleza hasta lograr la perfección.

Si puedes entender más allá de las palabras, podrás descubrir que lo que siembras en tu mente se convierte en tu destino. Un ser humano que ama genuinamente el fútbol se convertirá en un jugador profesional (cuidará su estado físico, entrenará sabiamente y estará alegre cada día porque sentirá que su meta está cada vez más cerca) al igual que un ser humano que tiene miedo a la pobreza se convertirá en un mendigo (por miedo a la pobreza estará estresado todo el tiempo y gastará su dinero en alcohol o cualquier otro vicio que le permita dejar de pensar en su desdichado futuro).

No importa el tipo de sentimiento que tengas, puede ser amor o temor, si impregnas tu mente diariamente con un pensamiento, este pensamiento se convertirá en tu destino.

Sintomas nervios en el cuerpo

Muchos seres humanos creen que su mal carácter es resultado de las trágicas circunstancias a las que han tenido que enfrentarse en su vida, pero esto no es cierto porque diferentes seres humanos reaccionan de diferente forma ante las mismas circunstancias. Hay personas que se vuelven alcohólicas después de ser despedidas de su trabajo, mientras que hay personas que crean sus propias empresas y llegan a tener grandes fortunas después de perder su trabajo. Las circunstancias solo revelan el carácter del ser humano.

Por lo tanto debemos dejar de lamentarnos de nuestras circunstancias y buscar la justicia oculta que rige nuestras vidas.

Debemos dejar de acusar a fuerzas ajenas, y ser empezar a ser totalmente responsables de nuestros pensamientos para poder forjarnos a nosotros mismos y construir una mente poderosa y noble.

Noble: Que actúa de buena fe, sin ninguna maldad o doble intención. Que carece completamente de maldad o doble intención.

Porque se produce depresion

Los pensamientos se convierten en hábitos y los hábitos se materializan en situaciones materiales.

Por ejemplo, si el pensamiento que rige tu vida es “Soy perezoso” entonces no te esforzarás por hacer nada en tu vida, dejarás todas tus tareas incompletas y te sentirás cansado todo el día. Con el tiempo desarrollarás los hábitos de dejar todas tus tareas a medias y dormir hasta las 12 del mediodía. Con esos hábitos diarios te irá mal en tu trabajo y en tus estudios porque siempre estarás estresado porque tu rendimiento será mediocre y no sentirás ganas de trabajar o estudiar porque pensarás que no has dormido lo suficiente, finalmente tus circunstancias serán de desdicha, pobreza y mala salud.

Te puede interesar:  Autoestima desde el punto de vista religioso

En cambio, si llenas tu mente de pensamientos enérgicos que hacen vibrar todo tu ser, te llenarás de energía aunque estés cansado y realizarás pequeñas acciones diarias que desarrollen tu disciplina, por ejemplo ordenarás y limpiarás tu habitación todos los días, harás deporte, te esforzarás en tu trabajo y en tus estudios porque estarás muy entusiasmado. Estos pensamientos enérgicos permitirán que desarrolles geniales hábitos por ejemplo: realizar tus tareas con anticipación, ejercitar tu cuerpo, alimentarte muy bien, etc. Con el tiempo te convertirás en un ser humano disciplinado, responsable, puntual, saludable, etc. y serás muy valorado por todas las personas porque verán en tus ojos el deseo de prosperar.

Es cierto que existen seres humanos perezosos debido a problemas de salud, pero también es cierto que algunas de estas personas se curan con un pequeño cambio de mentalidad que les ayuda a llegar al profesional de la salud que puede ayudarlos con estudios, medicinas, cambios en la dieta, cambios en el estilo de vida, etc.

Mareos

No sirve de nada perder el tiempo pensando en lo que has perdido, es mejor pensar en lo que tienes y lo que puedes llegar a hacer con ello. Desarrolla tu máximo potencial con las herramientas que tienes a tu disposición.

No debes permitir que tu mente divague en efímeras imaginaciones:

“Quiero ser el más fuerte”

“Quiero ser la más hermosa”

“Quiero tener el mejor cuerpo”

“Quiero comprar el mejor auto”

“Quiero tener la mejor ropa”

“Quiero poseer el mejor teléfono celular”

“Ella no me quiere porque soy feo”

“Él no me quiere porque soy gorda”

“No me valoran en el colegio/trabajo”

“Mis padres no me entienden”

Debes crear un propósito legítimo y consagrarte en su realización, porque al final la personalidad que desarrolles será la medida de tu éxito.

Tú no eres tus pensamientos

En este momento piensa en un manzana dorada, ahora piensa en un rinoceronte verde y finalmente piensa en un gato blanco que toca un saxofón de chocolate a las 3 de la mañana en un bar irlandés donde están 41 ovejas verdes debatiendo sobre la invasión de hormigas marcianas.

¿Pudiste realizar el ejercicio anterior?

¿Quién elige las imágenes que pasan por tu mente?

¿Eres el amo de tus pensamientos?

¿Puedes pensar en lo que quieres?

Debes darte cuenta que tú no eres tus pensamientos, porque hay una fuerza poderosa que es tu propia consciencia, la entidad silenciosa que es testigo de todos tus pensamientos.

Te puede interesar:  Como saber el propósito de mi vida

Tú tienes el poder de elegir tus pensamientos.

Pero… ¿Si puedes elegir tus pensamientos? ¿Por qué llegan a tu mente pensamientos desagradables que no quieres que sucedan en tu vida?

Nuestro cuerpo tiene el objetivo de SOBREVIVIR ¿has pensado que tal vez por esta razón las personas que sufren un evento traumático que pudo costarles la vida, literalmente no pueden quitar de su mente ese desagradable suceso?

Imagina que un niño de 5 años agarra a una hormiga con sus dedos y ésta le da una dolorosa mordida. En ese momento el niño llorará, se chupará el dedo y buscará a su madre. Cuando el niño vuelva a ver una hormiga no tratará de agarrarla de nuevo porque en su mente existirá un recuerdo muy fuerte de dolor.

Ahora imagina a un adolescente de 14 años lleno de energía que lo único que quiere es salir al recreo a jugar y comer con sus amigos. Este adolescente está en una aburrida clase de historia aprendiendo sobre el Emperador Justiniano. ¿Crees que este adolescente aprenderá algo? Por supuesto que no, porque su mente está llena de otros pensamientos que realmente le interesan.

Ahora imagina que tienes que hacer unos trámites muy importantes en la oficina de patentes y para ello tienes que depositar dinero en el banco, cuando entras al banco te toca la ficha 444 y están atendiendo a la ficha 391… Tendrás que esperar más de 30 minutos para que te atiendan y no podrás terminar tus trámites porque la oficina de patentes cierra en 20 minutos, de repente una persona te regala una sonrisa, te da su ficha y se marcha. Te fijas que la ficha es la número 397 y te llenas de alegría, tratas de buscar a la misteriosa persona para agradecerle pero ya no está. ¿Te costaría mucho recordar este evento?

Recordamos mejor las cosas que nos hacen sentir muy bien o muy mal. Es importante llenarnos de sentimientos para poder escoger nuestros pensamientos.

Pero recuerda de nuevo que tú no eres tu memoria ni tus pensamientos, tú eres el Disc-jockey que puede escoger los pensamientos que quiera ¿Por qué escogerías entonces pensamientos desagradables?

Simplemente me llega una palabra a la mente: Negligencia.

Negligencia: Falta de cuidado, aplicación y diligencia de una persona en lo que hace, en especial en el cumplimiento de una obligación. Error o fallo involuntario causado por esta falta de atención, aplicación o diligencia.

Si permitimos que en nuestra mente se proyecten imágenes desagradables una tras otra, pues esto solo significa que somos malos Disc-jockeys y necesitamos mucho entrenamiento.

El objetivo de un Disc-jockey es que la gente se divierta, bailando, cantando, sonriendo y riéndose. Si en tu mente el Disc-jockey solo proyecta pensamientos que te hacen sentir mal o te deprimen, creo que es momento de despedir a este tipo y contratar a un profesional capacitado.

Te puede interesar:  Caras de tristeza y soledad: Hermosa colección de imágenes y fotos

No seas negligente, ten cuidado con los pensamientos que eliges en tu tiempo libre.

No luches con tus malos pensamientos, acéptalos

Luchar contigo mismo no te llevará a ningún lado. La mente no es como un tablero magnético de damas chinas donde solo debes quitar las fichas no te gustan. Si tocas una ficha magnética de tu mente, ésta se aferrará aún más al tablero y cada vez que quieras retirarla “a la fuerza” estarás perpetuando su posición.

Si quieres eliminar un pensamiento de tu mente no debes esforzarte por “dejar de pensar” ese pensamiento, todo lo contrario, debes ACEPTARLO y recibirlo con los brazos abiertos como cuando llega un familiar muy querido a la puerta de tu casa.

Imagina que un niño tiene en su mente el pensamiento de que es “débil y no sirve para nada” porque un profesor le dijo que está muy delgado y pequeño para su edad delante de todos sus amigos y ellos se burlaron de él y le pusieron el sobrenombre de “fido dido enano”.

Este niño no debe luchar contra este recuerdo traumático porque simplemente lo estará reforzando, lo que debe hacer es respirar profundamente y aceptar lo que pasó sin resentimientos, sin rencores, sin ira, simplemente aceptación. De esta forma los sentimientos se disolverán y el suceso quedará como una anécdota. Aceptar los pensamientos desagradables da como resultado soltar los sentimientos desagradables. Muchas personas se aferran al rencor y esto les provoca muchos problemas de salud y crea un círculo vicioso de pensar mal y sentir mal y pensar mal y volver a sentir mal.

Reemplaza tus malos pensamientos

Una vez que aceptas tus malos pensamientos y sueltas tus malos sentimientos, es momento de proyectar en tu mente pensamientos que te produzcan buenos sentimientos.

Recuerda a fido dido enano, seguramente si este niño mantiene en su mente los malos recuerdos nunca podrá desarrollarse físicamente a plenitud. Pero si reemplaza esos recuerdos con pensamientos agradables que le motiven a alimentarse sanamente, hacer deporte y dormir bien, de seguro que se convertirá en un hombre fuerte y seguro de sí mismo, obviamente necesitará el amor y cuidado de sus padres pero ¿Qué padre no apoyaría a su hijo si lo ve tan interesado por su salud y estado físico?

El secreto está en que la mente solamente puede enfocarse en un pensamiento a la vez.

Ve a un restaurante lleno y cuenta cuantas mujeres hay. Luego sal del restaurante y responde esta pregunta: ¿Cuántos hombres están sentados?

El poder de tu mente radica en la facultad que tienes para enfocarte en lo que realmente quieres.

Si no te enfocas en nada entonces los pensamientos más fuertes, malos o buenos, obtendrán todo el enfoque y pensarás que no tienes ningún poder para elegir lo que quieres pensar.

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Solamente tienes que compartir este artículo en Facebook, Twitter o WhatsApp.

Muchísimas gracias por tu ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *