Mensajes de Dios cortos: Hermosa colección liberal

Dios es el más grande de los misterios del mundo, la humanidad cree que conoce a Dios, la mayoría de las religiones afirman la existencia de un Dios omnipotente y todopoderoso, que nos castiga si nos portamos mal y que nos premia si seguimos su palabra, pero ¿Quién habla en nombre de Dios?

Para mi, Dios es puro amor. Dios es la presencia del amor en toda la existencia. Dios infinito porque el amor es infinito y los mensajes de Dios cortos nos pueden enseñar con tanta sencillez mucha sabiduría.

Mensajes de Dios cortos

Dios en el cielo, en la tierra, el dinero.

Dios escribe recto con renglones torcidos.

Dios le da maíz a quien no tiene gallinas.

Dios no juega a los dados con el Universo.

Dios ayuda a los que se ayudan a sí mismos.

Dios le da pañuelo, a quien no tiene mocos.

Dios me dé contienda con quien me entienda.

Dios nos libre del hombre de un solo libro.

Dios pone el remedio junto a la enfermedad.

Dios es omnipotente y el dinero su teniente.

Dios le da legañas al que no tiene pestañas.

Dios retarda la justicia, pero no la olvida.

Dios escribe derecho, por renglones torcidos.

Dios le da pañuelo a quien no sabe limpiarse.

Dios pocas veces quiere obrar, sino cooperar.

Dios no cumple antojos, ni endereza jorobados.

Dios nos libre de un tonto y más si es celoso.

Dios nos libre del incendio en una casa vieja.

Dios inventó la balanza, y el diablo la romana.

Dios me libre de una manía, aunque sea de misa.

Dios nos libre de la cólera de un hombre manso.

Dios’ es una palabra prohibida en la ciencia

Dios da a cada hombre un gran predio: el tiempo.

Dios manda la carne y el diablo a los cocineros.

No creo en Dios pero estoy muy interesado en él.

Dios al humilde levanta y al orgulloso quebranta.

Dios conserve a mi patrón, por temor a otro peor.

Dios te dé salud y gozo y casa con corral y pozo.

«Cuando todos te abandonan, Dios sigue contigo»

Dios te dé paz y paciencia y muerte con penitencia.

La Iglesia es la caricia del amor de Dios al mundo.

Primer presidente de los Estados Unidos de América.

A Dios se dejan las cosas, cuando no tienen remedio.

Dios me lo dio y Dios me lo quitó, bendito sea Dios.

Físico descubridor de la inducción electromagnética.

La razón pura no puede probar la existencia de Dios.

A Dios lo mejor del mundo, pues es señor sin segundo.

Dios no da alas a las culebras; porque volando pican.

Dios te guarde de tahonero novel y de puta de burdel.

Dios nos dé lo necesario, que ser rico es un calvario.

No se mueve la hoja del árbol sin la voluntad de Dios.

«Si Dios existe, espero que tenga una buena excusa».

Cada uno es como Dios lo hizo, y aún peor muchas veces.

Dios castiga sin dar palos, a los buenos y a los malos.

Dios hizo todas las cosas con peso, sabiduría y mesura.

Dios no le da problema a nadie que no pueda resolverlo.

Dios no me eligió para tener éxito, sino para ser fiel.

A Dios se le dan las quejas, y al diablo las disparejas.

Dios te guarde de odioso señor y de compañía de traidor.

El beso lo inventó Dios y el diablo lo que viene en pos.

Poesia de amor

A una persona con hambre, Dios se le manifiesta como pan.

Dios tiene una caña muy larga que a todas partes alcanza.

Las palabras sin afectos, nunca llegarán a oídos de Dios.

A Dios se le dejan las quejas, y al diablo las disparejas.

A Dios, al padre y al maestro, tenga el niño gran respeto.

Dios te guarde de trasera de mula y de delantera de viuda.

A Dios, lo que es digno de Dios; y a la cama, la sobrecama.

Dios te guarde de hombre que no habla y de can que no calla.

A Dios de rodillas, al rey de pie, y al demonio en el canapé.

El hombre, en su orgullo, creó a Dios a su imagen y semejanza

Si afirmamos que Dios es desconocido, no somos ya cristianos.

Variante: A Dios se dejan las cosas, cuando remedio no tienen.

¡Oh Señor y verdadero Dios mío! Quien no os conoce, no os ama.

Como tratar ataques de panico

Dios hizo la curación y el médico se llevó los agradecimientos.

Dios nos libre de sufrir, todo lo que le cuerpo puede soportar.

Dios perdona siempre, los humanos a veces, la naturaleza nunca.

Dios mío: ¡quítame lo pobre!, que lo feo se me quita con dinero.

Los que reniegan de Dios es por desesperación de no encontrarlo.

No puedo creer en un Dios que quiera ser alabado todo el tiempo.

Si Dios existe, desde luego está en la Tierra, no en el espacio.

Dios me guarde de mis amigos, que de mis enemigos ya me cuido yo.

Me desconcierta tanto pensar que Dios existe, como que no existe.

Si un hombre traiciona a Dios, seguramente traicionará al hombre.

Miseria del hombre sin Dios implica felicidad del hombre con Dios.

…hay que refugiarse en la filosofía si se quiere conocer a Dios.”

Nadie niega a Dios, sino aquel a quien no conviene que Dios exista.

Palabras pronunciadas en la Universidad de Navarra (España) 9-V-74.

Un poco de ciencia aleja de Dios, pero mucha ciencia devuelve a Él.

Verdaderamente tiemblo por mi patria cuando pienso que Dios existe.

Yo no intento comprender para creer, sino que creo para comprender.

«No hay Dios, los seres de la naturaleza se sostienen por sí mismos»

Anarquista ruso. Se le considera uno de los «padres del anarquismo».

“Es imposible gobernar rectamente al mundo sin Dios y sin la Biblia.”

Como Dios no podía estar en todas partes, entonces hizo a las madres.

Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa.

El amor de Dios es el árbol de la vida en medio del paraíso terrenal.

Que nada te traume, que nada te turbe, todo se pasa, solo Dios basta.

Soy budista y mi religión es no teísta. Dios es algo que yo no trato.

Etólogo, zoólogo, teórico evolutivo y divulgador científico británico.

Las matemáticas son el alfabeto con el cual Dios ha escrito el universo

Médico endocrino, científico, historiador, escritor y pensador español.

Téologo y obispo, uno de los cuatro Padres de la Iglesia de Rito Latino.

¿Quien no temerá habiendo gastado parte de la vida en no amar a su Dios?

Ante Dios no hay franceses, no hay alemanes, no hay arios, no hay judíos.

El amor de Dios se adquiere resolviéndonos a trabajar y a sufrir por Él.

Bueno es que Dios nos ha dado, que en lo que fuere necesario jamás faltará.

A ese Dios invisible, lo encontramos en las cosas más visibles y materiales.

Detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir, la gente encuentra a Dios.

Yo no sé si Dios existe, pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda.

Los enigmas de Dios son más satisfactorios que las soluciones de los hombres.

Cuando hables de Dios o de sus atributos, hazlo con toda seriedad y reverencia

“El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir.”

Dios ha muerto… su amor por el hombre lo ha matado (de Así habló Zarathustra)

Dios es un comediante que actúa para una audiencia demasiado asustada para reír.

Dios nos hizo para Él, y nuestro corazón estará inquieto hasta que descanse en Él.

La violencia está en contraste con la naturaleza de Dios y la naturaleza del alma.

«Dios puede ser conocido de un modo inmediato a través de la experiencia personal».

“Conozcan todos los pueblos que Tú eres el solo Dios, y Jesucristo tu Hijo y Siervo”.

“Si uno piensa con bastante fuerza, se verá obligado por la ciencia a creer en Dios.”

Físico y astrónomo británico. Profesor de matemáticas de la Universidad de Cambridge.

Os equivocáis al creer que podéis protegerme, porque únicamente Dios es mi protector.

El amor de Dios no ha de ser fabricado en nuestra imaginación, sino probado por obras.

No es que yo no crea en Dios, es que no sé qué es Dios, y el que cree tampoco lo sabe.

Psiquiatra Suizo, pionero de la psiquiatría moderna y ex colaborador de Sigmund Freud.

Lo cierto es que fueron muchos los que pronunciaron ese nombre Jehová en la antigüedad.

Filósofo del siglo XVIII, representante del criticismo y precursor del idealismo alemán.

Matar a inocentes en nombre de Dios es una ofensa contra Él y contra la dignidad humana.

«Vive con los hombres como si Dios te viese; háblale a Dios como si los hombres te oyeran».

Cuando los hombres ya no creen en Dios, no es que no crean en nada, es que se lo creen todo.

La mejor manera de descubrir si tenemos el amor de Dios es ver si amamos a nuestro prójimo.

Rendirse ante la ignorancia y llamarla Dios siempre ha sido prematuro, y sigue siéndolo hoy.

Dios no puede perder por comunicación, como una luz no pierde porque se encienda otra en ella.

Quien saque como vosotros bien del mal, y haga amigo al enemigo, llevará la bendición de Dios.

Te puede interesar:  Oraciones matutinas cristianas: Excelente plegarias

Matemático, físico y astrónomo italiano, figura de la Revolución científica y del Renacimiento.

Cada obra de amor, llevada a cabo con todo el corazón, siempre logrará acercar a la gente a Dios.

No hay que menester alas para ir a buscar a Dios, sino ponerse en soledad y mirarle dentro de sí.

Ni los demonios ni los dioses existen, son todos productos de las actividades síquicas del hombre.

También en estos tiempos, a despecho de los que niegan a Dios, la tierra está muy cerca del Cielo.

Dios no sólo juega a los dados con el Universo sino que a veces los arroja donde no podamos verlos.

«Como Dios, el capitalismo tiene la mejor opinión sobre sí mismo, y no duda de su propia eternidad.”

Si el nombre de Dios no ha de ser vano, debemos reconocer que Dios es bondadoso, o sea, que se comunica.

¡El universo me desconcierta! No puedo imaginarme que tal ‘reloj’ pueda existir sin que haya un Relojero.

A un hombre que no crea en Dios lo tengo por engreído, megalómano y tonto. No es apropiado para nosotros.

Ingeniero aeroespacial alemán. Considerado uno de los más importantes diseñadores de cohetes del siglo XX.

Preciso es encontrar lo infinitamente grande en lo infinitamente pequeño, para sentir la presencia de Dios.

La razón conduce inexorablemente a Dios, y el milagro ni quita ni pone, a la suprema verdad de su existencia.

Dios, que es acto puro y no tiene nada de potencialidad, tiene un poder activo infinito sobre las demás cosas.

¡Si sólo Dios me diera una señal clara! Como depositar a mi nombre una enorme suma de dinero en un banco suizo.

Es absolutamente necesario persuadirse de la existencia de Dios; pero no es necesario demostrar que Dios existe

le dijo un sacerdote a Platón… “¿Para que enseñaba si el destino de los hombres estaba en manos de los Dioses?

“Que la gracia y la paz se multipliquen entre vosotros de parte de Dios omnipotente por mediación de Jesucristo”.

Siempre he visto en mi Dios harto mayores y más crecidas muestras de amor de lo que yo he sabido pedir ni desear.

Monja católica de origen albanés. Recibió el Premio Nobel de la Paz en 1979 por su dedicación a los más necesitados.

Si Dios existe, el hombre es esclavo; ahora bien, el hombre puede y debe ser libre; por consiguiente Dios no existe.

Dios no ha de forzar nuestra voluntad; toma lo que le damos; más no se da a sí del todo hasta que nos damos del todo.

Matemático y físico británico. Uno de los descubridores de la electricidad. Presidente de la Real Sociedad Británica.

Si no estudias teología, esto no querrá decir que no tengas ideas acerca de Dios, sino que tendrás muchas equivocadas.

“Muere al mundo, desechando su locura. Vive para Dios, rechazando por medio de su conocimiento tu viejo [modo de ser]”.

Como el camino terreno está sembrado de espinas, Dios ha dado al hombre tres dones: la sonrisa, el sueño y la esperanza.

“Creo que mientras más a fondo se estudia la ciencia, más se aleja uno de cualquier concepto que se aproxime al ateísmo.”

Dios es el ser eterno en sí y por sí; y lo que en sí y por sí es universal es objeto del pensamiento, no del sentimiento.

Ni en mi vida privada ni en mis escritos jamás he mantenido en secreto el hecho de ser un abierto y completo no-creyente.

La naturaleza tiene perfecciones para demostrar que es imagen de Dios e imperfecciones para probar que sólo es una imagen.

Me pregunto: cuando un testigo de Jehova muere y va al cielo, ¿Dios se esconde tras la puerta y finge que no esta en casa?

Religiosa, mística y escritora española; fundadora de las carmelitas descalzas y declarada Doctora de la Iglesia católica.

“DON JUAN

Llamé al cielo, y no me oyó,

y pues sus puertas me cierra,

de mis pasos en la tierra

responda el cielo, no yo.”

La noción y el respeto de Dios llegan a mi espíritu por vías tan seguras como las que conducen a una verdad de orden físico.

Si se dice: no sabemos nada de Dios, entonces la religión es algo superfluo, algo que ha llegado demasiado tarde y malamente.

La ley moral ha de tener un origen divino, ya que antes de las tablas de Moisés ya estaba contenida en las espirales genéticas.

Un Jefe en el Cielo es la mejor excusa para un jefe en la tierra, es por eso que si un Dios existiera, tendría que ser abolido.

Creer es un acto del entendimiento que asiente a la verdad divina por imperio de la voluntad movida por Dios mediante la gracia.

El paraíso de los cristianos sería un infierno para mí. Por eso, si su insoportable dios existe me condenará a estar junto a él.

Me atrevo a cambiar la frase de Voltaire para decir que, preferiblemente, si Dios realmente existiera, sería necesario abolirlo.

Dios castiga en los hijos las culpas de los padres, porque sabe que no hay mayor dolor para los padres que el dolor de los hijos.

Encomiéndate a Dios de todo corazón, que muchas veces suele llover sus misericordias en el tiempo que están más secas las esperanzas.

Me pregunta usted: Exactamente, ¿por qué no cree usted en Dios?”. Porque no he encontrado argumento racional que apoye dicha creencia.”

Todos somos ateos respecto a la mayoría de dioses en los que la humanidad ha creído alguna vez. Algunos simplemente vamos un dios más allá.

Sobre esta Tierra, los dos únicos misterios que nos permiten percibir, fugazmente, lo que puede ser la cara de Dios, son el amor y la belleza.

“La persona que no se apoya en Dios no puede, basándose en sus propios recursos, oponer resistencia a los halagos físicos y morales del mundo.”

En términos operativos, Dios está empezando a parecerse no a un gobernante, sino a la última sonrisa evanescente de un gato de Cheshire cósmico

“Los pensadores de Europa —la vanguardia del pensar europeo— ya no discutían sobre la autoridad del papa; debatían sobre la existencia de Dios”.

No me siento obligado a creer que un dios que nos ha dotado de inteligencia, sentido común y raciocinio, tuviera como objetivo privarnos de su uso.

Siempre que un acontecimiento importante, una revolución o una calamidad redunda en beneficio de la iglesia, pretende verse en ello el dedo de Dios.

Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas.

Físico estadounidense. Recibió en 1979 el Premio Nobel de Física por combinar el electromagnetismo y la fuerza nuclear débil en el modelo electrodébil.

– Sur cette Terre, les deux seuls mystères qui nous permettent de percevoir, fugitivement, ce que peut être le visage de Dieu sont l’amour et la beauté.

“En la Biblia no hay menciones a la Trinidad […]. Nosotros conocemos a Dios no por nuestras orgullosas concepciones filosóficas, sino a través de Cristo”.

El amor y la belleza son los nombres humanos de Dios, nuestra única respuesta a la desesperación y a la muerte, nuestra decisiva victoria sobre el infierno.

La Providencia divina es, en efecto, la sabiduría según una potencia infinita, que realiza sus fines, esto es, el fin último, absoluto y racional del mundo.

“—¿Cómo voy a creer en ese dios con barba blanca, si no me gustan los pelos?

—¿Y el niño Jesús?

—No lo crucificaron cuando era niño. Eso me lo estropea todo.”

Quienes de veras aman a Dios, todo lo bueno aman, todo lo bueno favorecen, todo lo bueno lo dan, con los buenos se juntan siempre y los favorecen y defienden.

“Los científicos y otras personas a veces utilizan la palabra ‘Dios’ en un sentido tan abstracto y vacío que apenas se distingue de las leyes de la naturaleza”

Debemos cuestionar la lógica del argumento de tener un dios omnisapiente y Todopoderoso que crea humanos defectuosos y luego los culpa por sus propios errores.

“Ante tal evidencia, la idea de que hay un Dios que ha creado el universo es, desde el punto de vista científico, tan verosímil como lo son muchas otras ideas.”

Debemos rendir cuenta de nuestras acciones ante Dios. Podemos engañar a nuestras familias, a nuestra aldea, a nuestra casta, pero nunca podremos engañar a Dios.

Dicho en una conferencia en 1985. El Libro se refiere a la creencia de que Dios tenía un libro donde guardaba las pruebas más hermosas de cada hecho matemático.

El universo ordenado que se extiende ante nosotros demuestra la veracidad de la declaración más majestuosa que jamás se haya pronunciado: ‘En el principio Dios’

“Iehovah es el nombre de Dios […] Además, cada vez que se vea SEÑOR en letras grandes (excepto cuando haya algún error en la impresión) es, en hebreo, Iehovah”.

«Sólo conozco dos tipos de personas razonables: las que aman a Dios de todo corazón porque le conocen, y las que le buscan de todo corazón porque no le conocen».[2]

Cuanto más se amplía el campo de la ciencia, tanto más numerosos e irrevocables llegan a ser las demostraciones de la existencia eterna de una inteligencia creadora

Te puede interesar:  Oraciones diarias a Dios: Reza con todo tu espíritu lleno de amor

La ciencia no puede socavar la autoridad absoluta de la Biblia; pero ejercida de un modo verdaderamente cristiano, la ciencia puede iluminar el otro libro de Dios.

Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas.

Creo en el Dios de Spinoza, que se nos revela en la armonía que rige a todos los seres del mundo, no en el Dios que se implica en los destinos y acciones de los hombres.

“Desafío al Papa y todas sus leyes. Si Dios me hace merced de seguir vivo, de aquí a no muchos años lograré que el muchacho que guía el arado sepa más de la Escritura que vos”.

En el cristianismo es doctrina capital que la Providencia ha regido y rige el mundo; que cuanto sucede en el mundo está determinado por el gobierno divino y es conforme a éste.

Dios pone a funcionar el electromagnetismo de acuerdo a la teoría de ondas el Lunes, Miércoles y Viernes, y el Diablo de acuerdo a la teoría cuántica el Martes, Jueves y Sábado.

«Es preciso admitir algo que sea absolutamente necesario, cuya causa de su necesidad no esté en otro, sino que él sea causa de la necesidad de los demás. Todos le dicen Dios».[4]

El hombre es una especie de juguete creado por Dios, dejadle jugar por tanto a los juegos que más le diviertan a pesar de que éso contradiga a lo que se cree bueno en nuestros tiempos.

En nuestro estudio de los objetos naturales estamos analizando los pensamientos del Creador, familiarizándonos con sus ideas e interpretando un sistema que le pertenece a él, no a nosotros.

La voz interior me dice que siga combatiendo contra el mundo entero, aunque me encuentre solo. Me dice que no tema a este mundo sino que avance llevando en mí nada más que el temor de Dios.

El hombre ha descubierto en la naturaleza la maravillosa noción de ese ser todopoderoso cuya ley venera. Básicamente todo el mundo posee el sentimiento de ese poder absoluto al que llamamos Dios.

“Después de años de observar los procesos de la naturaleza, no puedo dudar de la existencia de una Inteligencia Suprema. La existencia de tal Dios, a mi ver, casi puede demostrarse con la química.”

Los sentimientos de ‘amor y temor de dios’ no tienen su origen en dios, sino en los seres humanos. Son sentimientos de frustración dirigidos por el hombre a un ser imaginario que pretende sea su padre….

Si no tenemos miedo de los hombres y buscamos sólo la verdad de Dios, estoy seguro de que todos podremos ser sus mensajeros. En lo que a mi respecta, creo sinceramente que respondo a estas dos condiciones.

Si la historia y la ciencia nos han enseñado algo, es que la pasión y el deseo no son lo mismo que la verdad. La mente humana evolucionó para creer en los dioses. No evolucionó para creer en la biología.[1]

“La ciencia nos obliga absolutamente a creer con perfecta confianza en un Poder Directivo… en una influencia aparte de las fuerzas físicas, dinámicas o eléctricas… La ciencia nos obliga a creer en Dios.”

En el corazón de todo hombre existe un vacío que tiene la forma de Dios. Este vacío no puede ser llenado por ninguna cosa creada. Él puede ser llenado únicamente por Dios, hecho conocido mediante Cristo Jesús.

En historia el nombre de dios es la terrible maza histórica con la cual todos los hombres divinamente inspirados, los grandes genios virtuosos” han abatido la libertad, la dignidad, la razón y la prosperidad de los hombres”.

La idea de Dios implica la abdicación de la razón humana y de la justicia humana; es la negación más decisiva de la libertad humana y lleva necesariamente a la esclavitud de los hombres, tanto en la teoría como en la práctica.

Amante celoso de la libertad humana, y considerándola como la condición absoluta de todo lo que admiramos y respetamos en la humanidad, invierto la frase de Voltaire y digo que, si Dios realmente exisitiera habría que abolirlo.

Sería muy bonito si hubiera un Dios que creó el mundo y una providencia benevolente, y un orden moral en el universo, y vida después de la muerte; pero resulta muy llamativo que todo esto sea exactamente como desearíamos que fuese.

No puedo persuadirme de que un Dios benevolente y omnipotente hubiera creado intencionadamente los icneumónidos con la intención expresa de que se alimentasen de los cuerpos vivos de orugas, o de un que un gato jugase con ratones…

Dicen que a veces Dios se enfurece y hace terremotos, y manda tormentas, caudales de fuego, vientos desatados, aguas alevosas, castigos y desastres. Pero esto es mentira. Es la tierra que cambia —y se agita y crece— cuando Dios se aleja.

Todas las religiones, con sus dioses, semidioses, profetas, mesías y santos son el producto del capricho y la credulidad del hombre quien no ha alcanzado todavía el desarrollo total y la personalidad completa de sus poderes intelectuales.

No me parece que sea necesario creer que el mismo Dios que nos ha dado nuestros sentidos, nuestra razón e inteligencia, haya deseado que abandonáramos su uso, dándonos por otros medios la información que podríamos obtener a través de ellas.

Opino que es muy improbable que tanto orden y concierto [en el universo] surgiera del caos. Tiene que haber un principio del orden. Dios es para mí un misterio, pero constituye la explicación del milagro de la existencia, el porqué de las cosas.

«El hombre moderno pensó que al librarse de Dios, se había librado de todo aquello que lo reprimía y ahogaba. Sin embargo, descubrió que al matar a Dios, se había dado muerte a sí mismo. Porque si no hay Dios, la vida del hombre se vuelve absurda».

Lo verdadero es algo en sí universal, esencial, sustancial; y lo que es así, sólo existe en y para el pensamiento. Pero lo espiritual, lo que llamamos Dios, es precisamente la verdad verdaderamente sustancial y en sí esencialmente individual, subjetiva.

“La única estructura adecuada para la moral es la que se basa en el sentido último de la vida.[…]La estructura última es la naturaleza de Dios. Los principios de Dios son aquellos que subyacen en la vida desde el principio de la creación hasta el fin.”

Nuestros sufrimientos son caricias bondadosas de Dios, llamándonos para que nos volvamos a Él, y para hacernos reconocer que no somos nosotros los que controlamos nuestras vidas, sino que es Dios quien tiene el control, y podemos confiar plenamente en Él.

Y respondió “Los Dioses no existen, tan solo son seres poderosos venidos de los mundos lejanos de fuera de la Tierra, el conocimiento de estos hechos y de su intervención en la evolución del hombre, nos hacen libres del miedo que les tenéis sus servidores.”

Muertes en la Biblia: el dios Yahvé mató a 2.270.365 (sin incluir las víctimas de Sodoma y Gomorra, del diluvio de Noé, y de las múltiples plagas, hambrunas, fieras serpientes, etc., porque no se proporcionan cantidades específicas al respecto). Satán mató a 10.

Desde el cielo, el Señor sonríe de contento, porque era esto lo que Él quería, que cada uno tuviese en sus manos la responsabilidad de su propia vida. Al fin y al cabo, había dado a sus hijos el mayor de todos los dones: la capacidad de escoger y decidir sus actos.

Desconfío de los dueños de Dios y he desconfiado toda mi vida. Creo que Dios está ahí para el que lo quiera, para el que le interese, para pensar en él… ¿De dónde viene esa semilla, esa idea de Dios? Me parece fascinante, y en ese sentido respeto todas las opiniones.

Prefiero equivocarme creyendo en un Dios que no existe, que equivocarme no creyendo en un Dios que existe. Porque si después no hay nada, evidentemente nunca lo sabré, cuando me hunda en la nada eterna; pero si hay algo, si hay Alguien, tendré que dar cuenta de mi actitud de rechazo.

Dios os llama a servirle en y desde las tareas civiles, materiales, seculares de la vida humana: en un laboratorio, en el quirófano de un hospital, en la cátedra universitaria, en la fábrica, en el taller, en el hogar de familia y en todo el inmenso panorama del trabajo, Dios nos espera cada día.

“Los vuelos espaciales tripulados son un logro asombroso. Pero hasta ahora esto nos ha abierto solo una pequeñísima puerta para ver los alcances imponentes del espacio. La vista que obtenemos a través de esta ranura de los vastos misterios del universo solo confirma nuestra creencia en su Creador.”

El fanatismo es a la superstición lo que el delirio es a la fiebre, lo que la rabia es a la cólera. El que tiene éxtasis, visiones, el que toma los sueños por realidades y sus imaginaciones por profecías es un fanático novicio de grandes esperanzas; podrá pronto llegar a matar por el amor de Dios… .

El Dios de nuestra fe no es un ser lejano, que contempla indiferente la suerte de los hombres. Es un Padre que ama ardientemente a sus hijos, un Dios Creador que se desborda en cariño por sus criaturas. Y concede al hombre el gran privilegio de poder amar, transcendiendo así lo efímero y lo transitorio.

Te puede interesar:  Oraciones catolicas para jovenes: Hermosas plegarias originales

“Sin ningún miedo a contradecirse, la Biblia nos da a entender que el hombre es un fracaso de Dios, el omnipotente.

Los creyentes se encargan humildemente de reparar el error divino: hogueras, cuchillos, cárceles, horcas tendrían éxito allá donde el poder de Yahvé, sus iras y su diluvio han sido en vano.”

“La idea de un ser divino y omnipotente está por todas partes, si no con reconocimiento consciente, entonces con aceptación inconsciente… Por eso, considero que es más sabio reconocer conscientemente la idea de Dios; de lo contrario, otra cosa llega a ser dios, generalmente algo muy impropio y estúpido.”

La existencia de Dios es el único problema auténtico. A veces pienso que hablamos siempre de Dios sin darnos cuenta. Rezo constantemente. Hoy mi fe está herida, pero hay que recordar que el judaísmo enseña que ningún corazón está tan entero como un corazón roto y yo digo que ninguna fe es tan sólida como una fe herida.

“Cuanto más se observa la naturaleza, más consciente se es de que todas las cosas evidencian gran organización. Se trata de una inteligencia tan elevada que, con tan solo observar los fenómenos naturales, he llegado a la conclusión de que existe un Creador”.

Carlo Rubbia, físico italiano.

¡Dios me libre de enemistades de amigos!”””

“Como científico, adiestrado en los hábitos del pensamiento y el lenguaje del siglo XX más bien que del XVIII, no afirmo que la arquitectura del universo pruebe la existencia de Dios. Solo afirmo que la arquitectura del universo es consecuente con la hipótesis de que un elemento mental desempeña un papel esencial en su funcionamiento”.

No creo en Dios, lo que no quiere decir que no considere la religión un aspecto culturalmente fundamental de la existencia. Mi familia pertenecía a esa generación de judíos que se acercaron a la religión después de la guerra con una actitud que revelaba un paradógico sufrimiento del Holocausto, muchos sintieron la necesidad de acercarse a sus raíces.

¡Cuántas preguntas se nos imponen en este lugar! siempre surge de nuevo la pregunta: ¿Dónde estaba Dios en esos días? ¿por qué permaneció callado? ¿cómo pudo tolerar este exceso de destrucción, este triunfo del mal? […] Debemos seguir elevando, con humildad pero con perseverancia, ese grito a Dios: ‘levántate. No te olvides de tu criatura el hombre’.

El Dios del Antiguo Testamento es, sin duda el personaje más desagradable en toda ficción: celoso y orgulloso de ello, un mezquino, injusto, un controlador implacable, un vengativo limpiador étnico sediento de sangre, un misógino, homófobo, racista, infanticida, genocida, filicida, pestilente, megalómano, sadomasoquista, matón caprichosamente malévolo.

Trabaja con el espíritu de oración. Estudia las cosas de este mundo, es tu deber; pero míralas solamente con un ojo, y el otro esté fijo en las realidades eternas. Ocúpate de las cosas de este mundo con una mano. Con la otra cógete a Dios como un niño se coge al vestido de su padre… Que mi alma, de hoy en adelante, quede así unida a Dios por Jesucristo.

Cuando descubro algo sobre el genoma humano y entonces recapacito sobre el misterio de la vida, me invade un sentimiento de asombro, admiración y respeto reverencial. Me digo: ‘¡Qué maravilla! ¡Solo Dios lo sabía de antemano!’. Es una sensación sumamente hermosa y conmovedora que me motiva a apreciar a Dios y que hace que la Ciencia me resulte aún más gratificante.

“No cabe duda de que muchos científicos se oponen temperamentalmente […]. Desdeñan la idea de que pueda existir un Dios, o inclusive un sustrato o principio creativo impersonal […]. Personalmente, no comparto su desdén. […] No puedo creer que nuestra existencia en el universo sea un mero capricho del destino, […] un destello fortuito en el gran drama cósmico”.

Adán y Eva, después del desayuno, se pusieron el chándal, cogieron las bicicletas y salieron a pasear. A medida que avanzaban se iban creando los caminos, el paisaje, los ríos azules, los valles, los bosques, los animales. Por la tarde crearon también la música de jazz y el güisqui y así hasta la mañana siguiente que fue lunes y ya intervino Dios. (El País, 9-6-2002: “Zumo”)

Para mí la fe se origina al caer en la cuenta de que una inteligencia suprema creó el universo e hizo al hombre. No me resulta difícil tener esa fe, pues es incontrovertible que todo plan es fruto de una inteligencia. Un universo que se presenta pleno de orden acredita la autenticidad de la afirmación más majestuosa que se haya hecho jamás: «En el principio creó Dios los cielos y la tierra».

Os estimo, atenienses, pero obedeceré al dios antes que a vosotros y, mientras tenga aliento y pueda, no cesaré de filosofar, de exhortaros y de hacer demostraciones a todo aquel de vosotros con quien tope […]. Pues eso es lo que ordena el dios […] Atenienses, tened presente que yo no puedo obrar de otro modo, ni aunque se me impongan mil penas de muerte; […] absolvedme o no me absolváis.

Era, por supuesto, una mentira lo que leíste sobre mis convicciones religiosas, una mentira que ha sido sistemáticamente repetida. No creo en un Dios personal y nunca lo he negado, por el contrario, lo he expresado claramente. Si algo hay en mi que puede ser llamado religioso es entonces la admiración sin límites a la estructura del mundo hasta donde la ciencia ha podido revelarnos por el momento.

Realmente, si quiero resumir mi actitud hacia la cuestión de Dios, es esta: Por todo lo que sé, la definición de Dios es “lo que la mente humana no puede entender”. Siendo una racionalista, de mente literal, y creyendo que es una obligación moral el creer realmente lo que uno dice, tomo literalmente la palabra a los que dan esta definición, estoy de acuerdo con ellos y les obedezco: No lo entiendo.

Parece que uno de los rasgos fundamentales de la naturaleza es que las leyes físicas fundamentales se describen en términos de una teoría matemática de gran belleza y poder, para comprender la cual se necesita una norma muy elevada de matemáticas… Uno quizás pudiera describir la situación diciendo que Dios es un matemático de orden muy elevado, y que Él usó matemática muy adelantada al construir el universo.

“¿Por qué creo en Dios? Declarado sencillamente, la razón principal es ésta: Una cosa tan bien ordenada y perfectamente creada como lo son nuestra Tierra y universo tiene que tener un Hacedor, un diseñador magistral. Una cosa tan ordenada, tan perfecta, tan precisamente equilibrada, tan majestuosa como esta creación solo puede ser el producto de una Idea Divina. Tiene que haber un Hacedor; no puede ser de otro modo.”

Respecto a creer en Dios y su misericordia: “Entonces la persona habrá conseguido un sentimiento de su propia pequeñez e insignificancia ante la grandeza del universo y de los propósitos de Dios respecto a éste. . . . Reconocerá que hay propósitos que oscilan en arcos mucho mayores que su diminuto orbe, y procurará ponerse en armonía con ellos. Sin entregarse al sentimentalismo, se dará cuenta de que depende de Dios.”

“El individuo que no tiene puesta su esperanza en Dios no puede resistir por sus propios medios los ataques físicos y morales del mundo. Para lograrlo necesita la evidencia de la experiencia interna y trascendente, que es la única que puede protegerle de ser absorbido irremediablemente por la masa. Una mera comprensión intelectual o hasta ética […] carece del empuje de la convicción religiosa, ya que es meramente racional”.

“Los materialistas del siglo diecinueve y sus herederos marxistas del siglo veinte trataron de decirnos que, a medida que la ciencia proveyera más conocimiento acerca de la creación, podríamos vivir sin fe en un Creador. Sin embargo, hasta ahora, con cada nueva respuesta hemos descubierto nuevas preguntas. Cuanto mejor entendemos . . . el plan maestro para las galaxias, más razón hemos hallado para admirarnos ante la maravilla de lo que Dios ha creado.”

[El señor de la guerra somalí Osman Atto] “se rió de nosotros, y dijo ‘nunca me atraparán porque Alá me protegerá. Alá me protegerá’. […] Yo sabía que mi Dios era mayor que el suyo. Yo sabía que mi Dios era un Dios real y que el suyo era un ídolo. […] Lo cogimos […] Dije ‘búscadlo’, lo buscaron, y entonces entré con nadie más que el guarda, y le miré y dije “¿Es usted Osman Atto?’ Y dijo ‘Sí’. Y yo dije, ‘señor Atto, usted subestimó a nuestro Dios’.”

“Me parece que si la palabra ‘Dios’ tiene que sernos de utilidad, debería tomarse en el sentido de un Dios interesado, un creador y legislador que ha establecido no sólo las leyes de la naturaleza y del universo sino también patrones del bien y del mal, alguna personalidad que está interesada en nuestras acciones; algo, en resumen, a lo que fuera apropiado rendir culto. […] Este es el Dios que ha importado a los hombres y mujeres a lo largo de la historia.”

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Solamente tienes que compartir este artículo en Facebook, Twitter o WhatsApp.

Muchísimas gracias por tu ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *