Como coquetear a un hombre: El método más efectivo

La mujer debe ser sutil en el coqueteo, nunca debe hacerlo directamente como lo hace un hombre.

El hombre es similar a un espermatozoide que va en busca del óvulo y persiste hasta lograr su objetivo.

La mujer es similar a un óvulo que se resiste a los “impulsos” de los espermatozoides y solamente deja pasar al espermatozoide que le parece correcto.

La mujer debe jugar “atrayendo” a su hombre y luego alejándose de él. El amor es un juego de “atracción” y “alejamiento” si la mujer se “entrega en bandeja” toda la atracción se evapora.

Como coquetear a un hombre

En primer lugar debes cuidar tu apariencia un poquito más que antes para que el note subconscientemente que le estás coqueteando.

Cambia de perfume, escoge un perfume dulce y agradable que no se muy fuerte.

Cuando estén juntos acércate un poco a él para que sienta tu perfume y después aléjate.

Ríete de sus bromas.

Aprovecha cualquier situación para tocar sus manos suavemente por un corto instante.

Salúdale cariñosamente con un beso en la mejilla.

Utiliza cualquier situación para poder reunirte con él, por ejemplo un trabajo de grupo, ir al sauna con amigos, ir de paseo, organizar una parrillada, etc.

Averigua qué cosas le interesan y conversa con él sobre estas cosas.

Si te invita a salir no permitas que te note desesperada de decirle sí, puedes responderle: Gracias por la invitación la tomaré muy en cuenta, espero no tener planes para ese día.

No hagas que se ponga celoso, ya que esto es contraproducente. Mantente “libre” (soltera) pero con mucha reserva, es decir, con tu tiempo dedicado a otras cosas importantes.

Te puede interesar:  Como florear a una mujer: 3 pasos para enamorar a cualquier mujer

Usa la ropa que te quede más sexy y pídele un favor sencillo, como por ejemplo: Que te ayude a abrir una gaseosa, o que te ayude a cargar tu bolso o simplemente que te preste el enunciado de la tarea.

Lo más importante eres tú

Los hombres son totalmente superficiales al principio de la relación, eso está en su naturaleza.

Cada hombre se siente atraído por “una imagen” de mujer que satisface las necesidades de su ego.

El coqueteo es simplemente un juego inicial y cada mujer es experta en este arte, lo único que está perjudicando a las mujeres en nuestra época es que se consideran: Gordas, flacas, bajitas, muy altas, feas, etc.

¿Pero por qué se consideran mujeres defectuosas?

La respuesta es: Altas expectativas.

Los medios de comunicación y la Internet están “envenenando” la mente de todas las mujeres y hombres del mundo. Cada mujer quiere al hombre más guapo, más alto, más rico, más famoso, más… más… y más…

Y cada hombre quiere a la mujer perfecta, una modelo con 90 60 90…

¿Acaso no nos damos cuenta que este tipo de hombres y mujeres que consideramos “seres ideales” son menos del 1% de la población?

¿Por qué buscamos lo mejor cuando nosotros mismos no somos “lo mejor”?

¿Por qué estamos siempre tras lo más buscado y olvidamos que hay personas con hermosos corazones?

La belleza del corazón

No vayas tras hombres superficiales… ¿Acaso no conoces las clásicas historias?

Hombres guapos que engañan a sus novias en cada fiesta…

Hombres ricos que tratan muy mal a sus esposas…

Hombres de carácter fuerte que golpean a sus mujeres…

Te puede interesar:  Como enamorar a una amiga que no le gusto: Los 2 caminos hacia el éxito

Hombres que aparentaban ser buenos y en el noviazgo son unos monstruos…

Hombres guapos y románticos que embarazan a sus novias y las abandonan…

¿Qué está pasando en nuestra sociedad?

¿Es culpa de los hombre o de las mujeres?

Nadie tiene la culpa, cada uno debe hacerse responsable de su vida… tanto el hombre como la mujer están fallando en conocer la personalidad de su “alma gemela”.

No busques lo que los demás quieren para ti… busca un hombre que realmente tenga un corazón amable, un alma digna y una autoestima de hierro… eso es lo más importante… más importante que la apariencia y la riqueza de su familia…

La buena noticia es que un hombre con el corazón amable tiene el éxito asegurado y solamente le falta una mujer que complemente sus cualidades.

No seas como los hombres…  no te enamores de la apariencia… enamórate del alma… del corazón…

El coqueteo al final se resume en ser tu misma, pero no tu peor personalidad sino la mejor: Hermosa, sonriente, graciosa, decidida, trabajadora y soñadora.

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Solamente tienes que compartir este artículo en Facebook, Twitter o WhatsApp.

Muchísimas gracias por tu ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *