Ahogo por ansiedad: Un método efectivo para afrontar la respiración superficial

Todos nos ponemos nerviosos o ansiosos de vez en cuando, por ejemplo al hablar en púbico o cuando nos enfrentamos a problemas familiares. Algunas personas sin embargo  tienen ataques de ansiedad constantemente e incluso llegan a sentir que se ahogan y no pueden respirar. Este ahogo es un síntoma de la ansiedad.

La ansiedad es normal hasta cierto punto, pero cuando la ansiedad se siente muy frecuentemente puede producir ataques de pánico y fobias que afectan la vida y el sueño.

Estos son algunos de los síntomas de la ansiedad:

Preocupación excesiva

La preocupación excesiva es la característica distintiva del trastorno de ansiedad generalizada (TAG). Un síntoma muy común que se caracteriza por preocuparse de cosas que antes no las considerabas importantes o por cosas que no tienen nada que ver contigo. Además es una exageración, muchas veces la persona con ansiedad se ahoga en un vaso de agua, cuando puede solucionar sus problemas con una simple acción.

Problemas para dormir

Las personas con ansiedad tienen problemas para conciliar el sueño o permanecer dormidas, esto provoca otros problemas de salud tanto físicos como psicológicos. Es común que durante toda la noche se piense en problemas como: Dar un examen y no haber estudiado, Tener que dar un gran discurso, Presentarse a una entrevista de trabajo, etc.

Otros síntomas de la ansiedad son:

+ Náusea

+ Los sentimientos de pánico, miedo y malestar

+ No ser capaz de estar en silencio y calma

+ Boca seca

+ Mareo

+ Entumecimiento u hormigueo en las manos o los pies

Te puede interesar:  Como combatir el estrés crónico: Métodos infalibles

+ Dificultad para respirar

+ Tensión muscular

+ Palpitaciones del corazón

+ Manos o pies fríos o sudorosas

+ Problemas para dormir

Ahogo por ansiedad

Algunas personas describen como sienten que se ahogan por culpa de la ansiedad:

Siento que me ahogo y pierdo la capacidad de respirar. El ahogo más reciente fue ayer por la noche, todos en mi casa ya estaban dormidos. El ataque se produjo cuando estaba tratando de dormir y tenía mucha ansiedad por el futuro, tuve que sentarme, encender la luz y beber un poquito de agua.

Por lo general cuando respiro profundamente me siento más tranquilo pero ayer en la noche la ansiedad que sentía era muy fuerte.

Empecé a sentirme muy mal y no podía respirar. El hecho de que nadie en mi casa estuviera despierto me causaba mucho temor.

Esta persona describe como se sentía cuando estaba ahogándose por culpa de la ansiedad que siente.

¿Qué hacer cuando sientes que te ahogas por estrés o ansiedad?

Si sufres ataques abruptos con síntomas tales como taquicardia, náuseas, temblores y un miedo intenso, es posible que se traten de ataques de pánico.

Los ataques de pánico pueden ser escalofriantes, así que es útil saber que puedes limitarlos cuando surjan.

He aquí un sencillo ejercicio de respiración que puede restablecer tu respiración y aliviar muchos de los síntomas físicos de un ataque de ansiedad.

Si ya has intentado la respiración profunda y aún sientes que te ahogas por ansiedad la razón de ello es que te falta un paso crítico.

Ante una crisis de ansiedad es importante realizar respiraciones profundas que son la clave de la relajación por ejemplo en el yoga, la meditación y la hipnosis se pone mucho énfasis en la respiración.

Te puede interesar:  Farmacos para el estres: Lista de medicamentos

Ansiedad: No puedo respirar

La sensación de no poder respirar es probablemente la más común en un ataque de ansiedad. ¿Sientes dificultad para respirar, te esfuerzas mucho por respirar profundamente, sientes miedo de no poder conseguirlo y mientras más lo intentas peor te sientes?

Recuerda que cuando sientes que te falta aire no significa que no estés recibiendo el suficiente aire. Muchas personas dicen “NO PUEDO RESPIRAR”, pero el hecho de que nos hablen indica que tienen la suficiente capacidad de respirar como para poder producir sonido con el aire que expulsan.

Ansiedad y respiracion

Este síntoma de la ansiedad no es tan peligroso como lo perciben las personas pero causa mucho miedo y produce otros síntomas incómodos.

La clave no está en decirle a una persona con ansiedad que necesita RESPIRAR PROFUNDAMENTE, sino en realizar un ejercicio de respiración.

A veces el problema está en que “te olvidas de exhalar todo el aire” y tienes una respiración superficial desagradable.

Cuando respiras superficialmente no puedes respirar profundamente, lo único que podrás hacer es respirar con mucha dificultad.

Esto es lo que debes hacer para verificar si estás respirando correctamente.:

Pon una mano en el pecho y otra en el abdomen. Respira superficialmente desde el pecho 2 veces y luego trata de respirar profundamente. Con tu mano sentirás como trabajan tus músculos del pecho. Cuando respiras profundamente desde el pecho te sentirás pesadez y malestar. Muchas personas confunden el dolor del corazón con el dolor del pecho (de los músculos del pecho). Cuando se respira superficialmente por un tiempo es probable sentir mareos o vértigo. Los latidos del corazón incrementarán su frecuencia y es posible el entumecimiento de las extremidades.

Respiración abdominal para la ansiedad

La respiración correcta debe ser abdominal.

Te puede interesar:  Síntomas del estrés en el hombre y como aliviar la tensión

Posición inicial

Comienza acostado con tu cabeza apoyada a una almohada y las rodillas dobladas.

Coloca una mano sobre el abdomen superior justo debajo del esternón y la otra mano en en tu pecho en la parte inferior de la caja torácica.

Alternativamente, si encuentras dificultades para realizar esta técnica de respiración acostado, puedes probarla sentado.

Técnica respiración diafragmática

Inhala lenta y profundamente y sentirás que tu vientre se expande debajo de tu mano. La parte inferior de tu caja torácica también se expandirá. Recuerda mantener tu atención en los músculos de tu pecho que deben estar relajados mientras realizas la respiración diafragmática.

Exhala permitiendo que tu caja torácica se relaje lentamente. Sentirás como tu vientre se hace más pequeño debajo de tu mano.

Estos son los beneficios de la respiración abdominal:

Ahogo por ansiedad

+ Promueve la oxigenación de la sangre

+ Con el movimiento constante del diafragma los órganos abdominales reciben un buen masaje

+ Ayuda al tránsito intestinal

+ Lleva gran cantidad de aire a los pulmones

Respiracion diafragmatica

+ Estimula el movimiento del corazón y mejora la circulación

+ Descongestiona el hígado

+ Es muy relajante

El uso de la respiración diafragmática es una práctica común, especialmente en aquellos pacientes con enfermedad cardiopulmonar, para mejorar una variedad de factores tales como la función pulmonar, la capacidad cardiorrespiratoria, la postura, la longitud de los músculos respiratorios y la fuerza de los músculos respiratorios en concreto.

Conclusión

Si sientes ahogo por ansiedad, es muy aconsejable que consultes con tu terapeuta

Ansiedad

Aprende a respirar con el diafragma en lugar del pecho. Algunas personas sienten que se ahogan y no obtienen el oxigeno que necesitan porque respiran muy superficialmente. La respiración diafragmática tiene muchos beneficios, entre ellos la relajación.

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Solamente tienes que compartir este artículo en Facebook, Twitter o WhatsApp.

Muchísimas gracias por tu ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *